¿Qué precio tiene un Maine Coon?

El precio del Maine Coon no está fijado, depende de cada criador, pero la media se encuentra entre 750 y 800 euros (para gatos de compañía). Esta suma puede parecer exagerada, pero no lo es en absoluto. La crianza de gatos de raza requiere mucho esfuerzo y dedicación. Un buen criador no solo se centra en elegir dos buenos ejemplares para asegurar el estándar de la raza, también se implica totalmente en que sus condiciones de salud sean óptimas.

Para ello, muchos criadores realizan a sus gatos de cría, pruebas genéticas específicas que aseguren que está libre de ciertas alteraciones o patologías, además de otras analíticas para descartar enfermedades como la Inmunodeficiencia felina (FIV), Leucemia felina (FeLV), Coronavirus entérico (FECV), etc. Todo esto unido a una buena alimentación, vacunas, desparasitación, microchip identificativo y los trámites de afijo y pedigree que se realizan al club felino en el que están registrados, supone un desembolso considerable.

Gatito MC de 3 meses

 

Es posible que en otras redes encuentres “Maine Coon” por un precio inferior a 600 euros, en esos casos es mejor desconfiar. Pueden que te digan que te lo ofrecen a un precio más económico, si rechazas el documento que garantiza su pedigree. En ese caso es probable que el gato carezca de él y sea algún cruce o el propio criador no esté registrado en ninguna asociación felina. De esta manera, tampoco nos garantizaría el estado de salud del gato, ni en las condiciones en las que ha sido criado.

Si has elegido un gatito a un criador fiable, éste debería garantizar la buena salud del gato, darte la cartilla de vacunación con todas las vacunas y desparasitaciones correspondientes, con el microchip identificativo implantado ( en algunas comunidades autónomas no es obligatorio, pero es aconsejable ponerlo) y el documento del pedigree. En ocasiones el pedigree no se da hasta que se confirma que el gato ha sido esterilizado si va a ser de compañía, en otras se da junto con el gatito, eso depende del criterio del criador.

En ocasiones hay criadores que ofrecen gatitos con más de 4 meses a un precio inferior o incluso en adopción, como suele suceder con los gatos adultos que se descartan para la cría. En ese caso el adoptante suele correr únicamente con los gastos de la esterilización y/o vacunación.