Adios Lentejita  

 

Cuando se nos muere un compañero de aventuras, con el que decidimos compartir un trocito de nuestras vidas, nos deja un vacío en nuestro corazón, que se asemeja a un puzzle al que le falta una pieza para estar completo, y aunque pongamos otra en su lugar, nunca será la misma, las anécdotas, el caracter, las cosas cotidianas...son cosas únicas de nuestros amigos peludos, y no habrá dos iguales, Mi gata murió hace años, pero la verdad es que nunca me había animado a escribir sobre lo sucedido

Hace unos años me dieron una gatita preciosa, un terremoto, pero yo estaba feliz con ella, me registré en la página y la di a conocer, supongo que cada uno se siente orgulloso de su gato, y para mi era el mejor, cosas del apego supongo... Pd mi nick era Antonivs, eso si, me ha sido imposible recuperar contraseña...el tiempo hace estragos en la memoria a veces....

Mi Lentejita pasó los meses fríos contenta, iba viendo como ganaba peso, y con tres meses era tan grande como la gata adulta de mi tía y me decía el veterinario que aun debía crecer aun mas, sus huesos estaban en crecimiento, cuantas anécdotas me estaba dando y cuantos quebraderos de cabeza...acostumbrado a amiguetes emplumados que estaban en sus jaulas y eran activos a veces y daban algún que otro enfado a mi abuela, la gata era un terremoto sobre el que tenía que tener 100 pares de ojos

Y llegó aquél aciago mayo, y sus altas temperaturas se hicieron notar, siempre estaba atento de Lentejita  y donde iba ella iba yo casi detrás, sobre todo cuando abría ventanas y comprobaba que ella estuviera en otra habitación, y bajaba las persianas y abría para poder refrescar la casa, el aire acondicionado me habían dicho que no lo usara, por lo que vigilaba que no pasara nada.....

El viernes a la noche había terminado de limpiar el baño, lo recuerdo perfectamente, y lentejita estaba intentando subirse al cubo, de lo grande que era no le costaba mucho, pero era agua de limpieza y nunca entendí que era lo que le atraía del mismo, se ausentó un momento mirándome con cara de reproche y sacudiendo la cola tan peluda de esa manera que ella hacía  y yo me deshice de aquella agua sucia y peligrosa, entonces oí un rascar en la habitación, había dejado la persiana 4 dedos abierta, y me parecía imposible que pasara al balcón pero de alguna forma se encaró y pudo entrar, para mayor inri ese día había dejado los ventanales pequeños abiertos que daban sobre su arenero, mientras subía la persiana de la puerta y la abría la gata ya estaba sobre la barandilla.....

Fue como si se desvaneciera sin mas, el balcón tenia un comedero al exterior para pájaros y un cacharro con agua, en principio solo iban gorriones, y ella se quedaba apoyando las patas sobre el cristal mientras me maullaba y giraba su cabecita como diciendo, "ábreme quiero cazar soy una gran cazadora y te lo voy a demostrar", luego aparecieron las palomas y ella balanceaba la cola de placer mientras las seguía bajo la protección del cristal, 

Cuando salí al balcón y llegué a la barandilla Lentejita ya no estaba, ni la paloma, aquella habia salido volando, pero Lentejita no tenia esa virtud, cayó a plomo sobre la acera, salí corriendo tal cual a la calle y la encontré entre dos coches estirada respiraba trabajosamente y tenia sangre y murió en mis manos....

Fue la cosa mas horrible, se apagó en mis manos, su vida se fue y no pude hacer NADA por ella, yo que era su cuidador y mi responsabilidad, pues ella que iba a saber de balcones y caídas, desde entonces no he tenido gato alguno, siento que le he fallado durante todo este tiempo y lamentaré el día que abrí esas ventanas toda mi vida, sin embargo no solo se fue Lentejita de mi vida sino también las personas que parece que vana estar toda una vida a tu lado....ahora vivo solo en una casa que se me hace enorme, pero sin animos realmente para tener un compañero peludo, y eso que en el pasado tuve hasta una piraña, pero los golpes que el destino te propina y la soledad te hacen entrar en este estado.....

El día que tenga fuerzas y animos supongo que buscare otra Lentejita que mantenga su espíritu vivo, su carácter vivaracho y esas facciones, no se si tendria algo de Maine coon o no, pero es lo que mas me recuerda a ella, no se porque me atrajeron desde un principio, deben tener un algo que los hace especiales....

Lentejita allá donde estés espero que seas feliz y encuentres los cuidados que yo no supe darte

ResponderCitar
Respondido : 08/11/2018 7:58 pm

Una historia muy triste, cuando tenemos gatos hay que poner redes gateras en ventanas y balcones para evitar este trágico desenlace.

ResponderCitar
Respondido : 08/11/2018 10:10 pm

Hola Sigrid, bueno ahora la verdad es que ya estaría sobre aviso y no pasaría lo mismo, pero la verdad es que ahora no me veo con ánimos de tener otro compañero peludo....en fin quizá mas adelante.....

ResponderCitar
Respondido : 10/11/2018 4:29 pm

Antonio, siento mucho lo que ha pasado. Tu Lentejita vivirá para siempre en tu corazón. Dicen que no se muere mientras somos recordados con amor.
Yo también he perdido gatos hace muchos años. Mi llorado Botón, que lo destrozó un perro cuando yo tenía quince años. Le hice un collar con mis propias manos, y le puse un cascabel. Fué por eso por lo que no se pudo esconder, y soy la culpable de su muerte. No lo sabía, pero él pagó mi ignorancia.
Ahora, 39 años después, tengo seis gatos y soy una paranoica con la seguridad. Tengo reguladores de acero en todas las ventanas, y jamás las abro bajo ningún concepto. Intento ser una buena responsable de mis amados gatos, que la muerte de mi Botón no haya sido en vano. Todavía vienen lágrimas a mis ojos cuando lo recuerdo, como ahora mismo.
Pero el amor de mis seis gatos es algo que hace que la vida en este valle de lágrimas valga la pena ser vivida.

ResponderCitar
Respondido : 11/11/2018 6:54 am

  
Trabajando

Por favor Iniciar Sesión o Registro